Una vida con propósito

Con la venida del Santo Padre y en general por esa transformación de la sociedad a una anti- valores, hablar de propósito se ha vuelto de moda y se paga a consultores para que se apoye con insumos y conocimientos en encontrar ese motor de la vida u organizacional, Encontrar el proósito es un tema simple, fundamental precisamente porque es el factor escencial para la felicidad. Si bien disfruto la labor de apoyo por este objetivo de búsqueda, sea personal u organizacional, considero que cada quien debe hacer el ejercicio individualmente.

Qué la da sentido a la vida?, a que vinimos a este mundo?

De acuerdo a mi punto de vista, bastante espiritual, el sentido de la vida es vivir de acuerdo al propósito que cada ser tiene en la tierra conectado con Dios. Creo firmemente que somos criaturas divinas, dotadas de dones y habilidades únicas dadas para servir a otros en el mundo.

“la vida tiene sentido por sí misma y no pertenece al hombre sino que es un regalo divino” y ese regalo debe utilizarse para la sociedad.

Para dar sentido a la vida, cada quien debe entender las fortalezas y habilidades que nos dan un valor diferencial con relación a los otros. Así mismo entender hacia a donde vamos, o queremos llegar y entender la conexión de esas 2 variables con lo que el mundo necesita de esos atributos anteriores.

Cualquiera que sea el camino, propósito de vida es un tema de conexión superior con la divinidad y de vivir para trascender.

La religión judía proclama que el objetivo de la vida es servir y adorar a Dios. De igual forma el CORAN lo interpreta de esa manera La Palabra de Dios en la BIBLIA para los católicos, proclama el amor a Dios, a los hombres, a Dios y a uno mismo en toda su extensión

Para Víctor Frankl, el propósito de vida lo da el sentido mismo de la vida. De allí surge la Logoterapia. Él dice “Si logramos hallar algo por lo que merece la pena vivir, si logramos dar sentido a nuestra vida, hasta el peor de los sufrimientos es soportable”.

Lo interesante de esta disertación en este momento es que más que nunca se busca BIEN – ESTAR, se busca la felicidad y ese sentido de la vida, personal u organizacional lo que deriva en ese sentimiento de plenitud.

La Psicología, Filosofía, nos dan la base de la definición de felicidad Platón, por ejemplo, la une al conocimiento, KANT, habla de la razón, Varios hablan sobre el amor... otros niegan ese sentimiento, los NIHILISTAS.


Cualquiera que sea su definición y su interpretación, La felicidad es un tema individual y surge de esa coherencia entre el ser y el Hacer, que es lo que llamo Alineación.

Las organizaciones que logran entender este concepto y trabajan por ello, logran convertir a sus equipos en grupos de alto desempeño y lograr la visión corporativa con los resultados esperados y lo que es más importante, Trascender como Organización y vivir con un Propósito Mayor del cual deriva también los valores.


Escrito por: Maria Reina
CONTACTO