Yin Yang del Ser

Transformación: ying-yang del Ser 

Son casi 100 días de cuarentena, de distanciamiento social a causa del Covid-19.

Nuestras oficinas, colegios y actividades sociales se transformaron en diferentes plataformas virtuales todas ellas frías y abrumadoras. Si bien reconocemos que muchas de las labores las podemos ejercer en formato digital, también es evidente que es una práctica que agota y que, desde ya, empieza a tener consecuencias en la salud de los individuos y en la productividad de las organizaciones.

Sin embargo, nada será igual y esta “nueva normalidad” nos obliga a pensar en cómo mantener el mejor relacionamiento, cómo optimizar la productividad y en especial cómo lograr buena experiencia de lo digital.

Es allí, donde tendrá cabida la realidad virtual y la aumentada por una parte y en el trabajo del ser para el hacer por la otra.

Sobre el tema virtual – digital, creemos que el año 2021 será el de la consolidación de estas nuevas realidades por el aceleramiento del uso de las mismas con la cuarentena.

El informe que resulta del reciente congreso de estas realidades, se afirma que el 65% de las empresas de AR encuestadas están trabajando en aplicaciones industriales, el 37% está proyectando el uso de las mismas en los servicios. Para industrias como la salud, la realidad aumentada se plantea como un mecanismo que impulsará soluciones importantes en temas de manejo de estrés y de ansiedad. Para el turismo y la educación se sabe que aportará en experiencias y en información.

Hemos llegado al punto en el que entendemos que no habrá un salto mágico a estas realidades, pero quizás con la pandemia nos aceleramos en su análisis y observación.

Nosotros las hacemos parte de Nuestra metodología “del Ser para el Hacer”, y más adelante hablaremos sobre ello.

Sin embargo, también es crucial que en esta migración de lo digital a lo virtual, se trabaje en los individuos, con parámetros medibles, varias virtudes del ser y competencias blandas: la confianza, el empoderamiento, la automotivación, la concentración y el GRIT son esenciales para mantener la eficiencia y el compromiso de los empleados. Estas destrezas surgen por supuesto también de 3 insumos medibles: la confianza, el propósito y la seguridad psicológica.

En conjunto estamos hablando de Transformación del Ser hacia un mejor ser. ¡Es el ser Mejorado!

Estamos paralelamente, aprendiendo a aprovechar el poder innato que existe en cada uno de los seres humanos, pero al mismo tiempo a lidiar con la pérdida de algo tan fundamental en las necesidades del ser humano como es la afiliación y el relacionamiento.  Yo lo relaciono con el Yin-Yang del momento: se gana, pero se pierde mucho.

Realizamos un análisis de los testimonios de varios individuos en estos 10 días. Queremos que usted nos aporte en la investigación que llevamos a cabo.

 

Con cariño,

María  Reina

CONTACTO