La inteligencia Emocional en el liderazgo

por | Ago 17, 2015

La Inteligencia emocional clave en el desarrollo de liderazgo

 

Las emociones son una fuente de energía poderosa, es nuestra responsabilidad dirigirlas y contralarlas!

 

Según el artículo publicado por la revista Harvard Business Review titulado “Ace the Assessment”[1], el 76% de las organizaciones con más de 100 empleados, confían en diferentes herramientas de valoración de las personas como las pruebas de aptitud y personalidad para sus procesos de contratación. Y lo mejor es que se espera que este porcentaje se incremente hasta el 88% en los próximos años.

 

La importancia y el valor de estas pruebas radica en que no solo reducen considerablemente el tiempo y el costo de reclutamiento y contratación, sino que además ayudan a las organizaciones a medir los tres elementos críticos de éxito en el trabajo: la competencia, la ética y la inteligencia emocional.

 

Si bien la revisión de las hojas de vida, la verificación de referencias y las entrevistas son importantes, no muestran la foto completa del candidato para realizar contrataciones inteligentes. En este sentido las pruebas psicométricas son mucho mejores predictores del rendimiento.

 

Todo el debate de la existencia de diferentes tipos de inteligencia, diferentes a la racional (IQ), nació con Howard Gardner y su teoría de las “Inteligencias Múltiples”. Este psicólogo y profesor de la universidad de Harvard popularizo la idea de que los indicadores de inteligencia, como el cociente intelectual, no explican plenamente la capacidad cognitiva, porque no tienen en cuenta ni la inteligencia interpersonal (capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) ni la inteligencia intrapersonal (capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios).

 

Según Gardner, la vida humana, aparte de la interpersonal e intra-personal, requiere del desarrollo de otros tipos de inteligencia: musical, cinestésico-corporal, lógico-matemático, lingüística y espacial.

Si bien Gardner fue el primero en considerar las emociones como parte fundamental dentro del conjunto de actitudes necesarias no solo para desarrollarse adecuadamente en cualquier ámbito sino para comprenderse a sí mismo y a los demás, fue Daniel Goleman quien a mediados de la década de 90, difunde ampliamente el concepto de Inteligencia Emocional (IE) a través de su libro, el cual muestra la importancia del CE (Coeficiente Emocional) en la vida diaria, incluso sobreponiéndose al CI (Coeficiente Intelectual). Con él, se hizo evidente que las emociones desempeñan un papel fundamental en el bienestar personal y son consideradas como un factor decisivo para que el individuo afronte los retos diarios.

Desde entonces, el concepto de inteligencia ha venido evolucionando. Hoy en día, el éxito de una persona no depende solamente del coeficiente intelectual o de sus estudios académicos. Lo que más importa es el nivel de inteligencia emocional, esto quiere decir tener consciencia de las emociones propias, comprender los sentimientos de los demás, tener habilidades para afrontar los retos de la vida y habilidades sociales.

En este sentido, la inteligencia emocional se caracteriza por:

  1. La capacidad de identificar y comprender bien el sentimiento que tengo,
  2. Gestionar, modular y regular la emoción y la conducta,
  3. Identificar y comprender bien los sentimientos de los demás,
  4. Interactuar con los sentimientos de los demás,
  5. Capacidad de motivarme a mí mismo y desarrollo del autocontrol

Las personas emocionalmente inteligentes suelen ser socialmente equilibradas, extrovertidas, tienden a ser enérgicas y a expresar sus sentimientos sin ambigüedades, demuestran estar dotados de una notable capacidad para comprometerse con las causas, mantienen una posición ética, tienen una visión positiva de sí mismas y para ellas la vida siempre tiene un sentido.

En Maria Reina Consultores, entendemos la importancia de alinear la visión estratégica del negocio con el propósito de vida de las personas, por eso integramos la medición de   la Inteligencia Emocional en nuestros servicios de direccionamiento estratégico y psicología positiva.

 

MARIA REINA

Gerente

María Reina Consultores

BIRKMAN coach

LSP facilitador certificada

[1] Revista Harvard Business Review, Edición julio-agosto del 2015.

Certificación Birkman
certificación birkman, liderazgo, gamificación, coraje
Medición de Potencial
certificación birkman, liderazgo, gamificación, coraje

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visítenos en:

No puedes copiar información de este sitio