La era de la humanización del trabajo


Tenía razón John Naisbitt  cuando escribió en su famoso libro de Megatedencias
 «Cuanto mas nos rodeamos de alta tecnología  mas necesitamos sentir el contacto de los seres humanos»

En la era de la inteligencia artificial donde muchos empleos ya  son remplazados por  un robot, donde las plataformas digitales acogen el contacto con el cliente y donde la comunicación cara  a cara se  cambia por un mail o por un chat corporativo,  la conciencia del recurso humano y del ser organizacional se vuelve imperante en las empresas.

 

Si bien es necesaria la evolución  en materia digital y el entendimiento  de lo que significa  ésta  evolución digital  para accionar  de manera inmediata, la recomendación es el cuidado de las personas que trabajan en las compañías. En mis palabras es la era del «ser  para el hacer». Mas que nunca esa empatía organizacional, entendida como la  capacidad que tiene una compañía para  hacer que su recurso humano se conecte y se comprometa con el propósito o visión  de la organización, debe medirse y desarrollarse para que la compañía logre los objetivos, alcance la productividad deseada  y crezca de manera sostenible.

 

Estamos en la era del talento y del liderazgo  vertical  ( aplicable a todos ). Estamos en una época  en que el capital humano es el recurso mas importante de las compañías, no obstante la súper digitalización de  varias del as actividades funcionales de la compañía. Significa esto que el trato, el cuidado, y el liderazgo de los trabajadores debe ser materia estratégica de las empresas  y de las áreas de gestión humana.

 

Así las cosas, la gestión de las  personas desde su reclutamiento, su permanencia, su desarrollo se convierte en una actividad de primer nivel. La alineación de equipos,  el ejercicio de liderazgo, de comunicación asertiva , de colaboración deben ser ejercicios  necesarios para avanzar.

 

Los valores deben servir más allá de ser decoración en las paredes, deben vivirse  y respetarse. A las personas hay que considerarlas no como el medio para el logro económico, sino como personas  que hacen parte de un todo, de una compañía.

 

Traigo a colación los recuerdos de mi vida profesional,  como funcionaria de empresas colombianas de primer nivel. Los  éxitos  y  el crecimiento rampante profesional lo logré en aquellas donde fui tratada una persona… donde  había lugar para sentir, para salir de la oficina  por temas personales.

En una de ellas, en ocasión de la muerte de mi madre, tuve libertad  de ocuparme al 100% del dolor. Agradezco infinitamente  la importancia que la gerencia general le dio  a este evento tan importante para mi, pero de menor significancia  para su empresa ….

 

El efecto  resultante fue  un compromiso del 100% por dar lo mejor y de permanecer  hasta altas horas de la noche trabajando para el logro de los resultados … el amor por esa compañía  y el recuerdo de la misma  con alegría  y respeto.

 

Eso es lo que se llama la humanización de las empresas .. es el entendimiento del SER para el HACER.

 

La empresas son instituciones que deben generar utilidades,  mucho  valor y   recursos para re-invertir, para  ser sostenibles … sin embargo solo si su  propósito de trascender en la sociedad y en  sus actores  se da , permitirá ese logro . Esta  comprobado que el EBITDA organizacional  se mejora cuando  hay consciencia  emocional, cuando hay un trato  humano  justo y coherente  por su recurso humano   y un liderazgo  de trascendencia  que inunda  la estructura de la empresa.

 

Mara Reina

MR Consultores

Del SER para el Hacer

CONTACTO
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by